Con el ModCenter de nVent HOFFMAN, las pequeñas empresas se convierten en piezas fundamentales

Los armarios de control se utilizan en el funcionamiento de sistemas imprescindibles en todo el mundo. Vivimos rodeados de armarios de control, desde los sistemas de control de mantenimiento de los operarios municipales hasta los controles operativos en los procesos de fabricación, pasando por los paneles para las atracciones de los parques temáticos y las aplicaciones aeroespaciales.

Fabricar armarios de control es un proceso complejo porque requieren una personalización exacta para que puedan adaptarse a diferentes situaciones. Los paneles de control necesitan armarios mecanizados a medida para alojar los sistemas electrónicos y permitir el acceso a botones e interruptores, así como equipos de automatización electrónica que satisfagan las necesidades de una gran variedad de usuarios.

South Coast Controls comenzó su andadura en 1986 como un pequeño integrador y, desde entonces, se ha ampliado hasta convertirse en una empresa de 52 empleados. La empresa familiar fabrica miles de armarios cada año para clientes de todo tipo de sectores, desde plantas petrolíferas hasta empresas farmacéuticas y de entretenimiento.

La actividad empresarial de South Coast Controls ha crecido rápidamente en los últimos años. A medida que el volumen de pedidos iba creciendo, la empresa se dio cuenta de que estaba invirtiendo a tres o más empleados en el proceso para mecanizar los armarios. Ese trabajo, independientemente de lo habilidosos que sean los trabajadores, es una tarea difícil y lenta que consume mucho tiempo. Se necesita un alto nivel de precisión para mecanizar perfectamente los armarios. Por ello, ni siquiera los trabajadores más cualificados pueden ofrecer una precisión exacta al alinear, medir y cortar manualmente los armarios.

Además, conforme South Coast Controls iba creciendo, necesitaba más personas para realizar el trabajo técnico de montaje y cableado de los equipos de automatización en los armarios. Tener a los empleados mecanizando los armarios manualmente no era la mejor manera de invertir el tiempo y los recursos. Era evidente que este tipo de tareas manuales no podía satisfacer las crecientes exigencias de los clientes de la empresa.

Precisión y eficiencia

South Coast Controls necesitaba una solución para cumplir con las necesidades de los clientes en lo que respecta a la modificación de armarios, reducir el margen de error y potenciar al máximo la eficiencia. Al principio, la empresa intentó resolver el problema contratando temporalmente a más trabajadores y ofreciendo formación a sus empleados. Sin embargo, esa solución no era tan eficiente ni rentable como South Coast Controls había previsto y, finalmente, recurrió a la solución de corte automatizado de los paneles.

Un distribuidor de nVent HOFFMAN puso en contacto a South Coast Controls con un representante de nVent que, tras escuchar las necesidades y objetivos de la empresa, le recomendó el ModCenter 293 de nVent HOFFMAN.

ModCenter automatiza el proceso de corte a medida de taladros en los armarios. South Coast Controls decidió invertir en la máquina debido a sus extraordinarias velocidades de corte y a su capacidad de cortar más rápido y con mayor profundidad que muchas otras máquinas del mercado.

ModCenter ha hecho que cada parte del proceso de personalización de los armarios sea más fácil y rápido para South Coast Controls. De media, ha reducido el tiempo de configuración en un 75 % y el tiempo de corte en un 91,5 %. Además, South Coast Controls también pudo hacer un mejor uso del tiempo de los empleados. En lugar de tener a tres personas mecanizando armarios a mano, ahora uno de los empleados dirige el ModCenter, mientras que los otros dos trabajan en distintos puntos del proceso de producción.

Automatizar el corte de los paneles en el proceso de producción ha permitido que South Coast Controls acorte los plazos de entrega a una media de nueve días hábiles aproximadamente. No obstante, la empresa no solo ha ganado en eficiencia, sino que también ha mejorado la calidad de los productos.

"Solía darle una calificación de sobresaliente a nuestra calidad en cuanto a la modificación de armarios", señaló Harry Ellis, director ejecutivo de South Coast Controls. "Pero ahora que tenemos el ModCenter, nuestra calificación anterior estaba probablemente por debajo del notable en comparación con el nivel de calidad que ofrecemos ahora y, además, lo estamos haciendo exponencialmente más rápido".

Anteriormente, un error humano podía obligar a desperdiciar material en el proceso de ensamblaje. Tras la adquisición de ModCenter, South Coast Controls diseñó una herramienta para la máquina que dibuja el lugar exacto de los taladros en los armarios. De este modo, el equipo solo tiene comprobar la ubicación de los taladros antes de hacer los cortes. Gracias a la precisión de la propia máquina y a este paso adicional, la empresa prácticamente ha eliminado los errores en el corte de los armarios y ha reducido de manera drástica el desperdicio de tiempo y de materiales.

Oportunidades de expansión

Además de ayudar a South Coast Controls a reforzar sus operaciones actuales, ModCenter ha abierto el camino a nuevas actividades de negocio. "A veces teníamos que dejar pasar algunos proyectos porque carecíamos de la capacidad para asumirlos", afirma Ellis. "Ahora, con el ModCenter 293 de nVent HOFFMAN, estamos realizando las entregas de productos en un periodo de tiempo más corto y somos capaces de asumir más proyectos que nunca, lo que también nos ha permitido introducirnos en otros mercados".

South Coast Controls ha aumentado su capacidad para asumir proyectos de armarios de control, lo que ha permitido que la empresa obtenga nuevos proyectos de una gran variedad de sectores, como el de la medicina, productos farmacéuticos, tratamiento de aguas y aguas residuales, alimentación y bebidas, productos químicos, entretenimiento en parques temáticos, el sector aeroespacial, petróleo y gas, entre muchos otros. South Coast Controls esperaba que la máquina se rentabilizara en un plazo de dos años, pero lo ha hecho en casi la mitad de ese tiempo.

South Coast Controls puede confiar en el ModCenter 293 para realizar tareas difíciles y peligrosas, y producir resultados de alta calidad. Cuando a Ellis le preguntaron cuál sería el próximo paso de la empresa, dijo: "Esperamos adquirir otro ModCenter muy pronto".